Lozoya no será suficiente

El feminicidio es un tema que, inexplicablemente, no le gusta abordar al presidente Andrés Manuel López Obrador. Lo impacienta, lo harta, le saca urticaria. Esta semana en dos ocasiones lo demostró.

La inmaculada percepciónLeer columna completa

Dejar una comentario

Por favor ingresa tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí